NUNCA ES TARDE PARA RE-INVENTARTE Y RE-NACER...


Tu vida no es una casualidad es una causalidad.

Cada movimiento tiene un efecto, cada causa una consecuencia y cada acción un impacto.


Tu naciste en el tiempo perfecto, en el lugar correcto y en la familia adecuada porque tienes un propósito, una gran misión que Dios te asignó desde antes de nacer.


Y así no lo entiendas es algo tan grande y tan poderoso que cuando lo encuentras o si ya lo encontraste te das cuenta que tu existencia tiene un sentido.


Existe un propósito que va mucho más allá de tu entendimiento y que significa que vienes a dejar una huella, vienes a servir a los demás, vienes a mostrar y expandir el amor a través del ejemplo, tus palabras y tus acciones, vienes a recordar que mereces ser feliz y que entre más des a los demás, más vas a recibir y así mismo millones de bendiciones llegarán hacia ti por la ley de causa y efecto.


A veces no entendemos porqué nos pasan cosas malas o situaciones de dolor en nuestra vida, pero lo que te debes preguntar no es el porqué, sino el para qué, por cada momento o episodio de sufrimiento trae un aprendizaje que así hoy no lo entiendas, mañana va a tener un sentido y tal vez esa sea tu misión para que ayudes a otros en un futuro, enseñando cómo tomaste decisiones y saliste adelante, porque todo lo que nos pasa en éste plano terrenal tiene un sentido para tu propósito y cuando conectas los puntos de tu vida lo vas a entender.


Generalmente la sociedad en la que vivimos, incluyendo las figuras de autoridad como padres, familia y profesores, nos enseñan el deber ser, desde una versión falsa de nosotros, en que lo único importante es competir con los demás para ser los mejores, intentando encajar, ser aceptados y ser parte de los modelos de perfección.


Primero te enseñan que para ser feliz debes estudiar, luego si estudiaste que después de graduarte debes asistir a la universidad, después debes empezar a trabajar, algunos compran carro o casa o los dos, seguido debes tener hijos los cuales deben seguir ese molde, continuando tu vida trabajando en lo que tal vez nunca te causó ilusión pero que fue lo aprendido y tu camino escogido y un día ya para finalizar mueres y al despedirte de éste plano terrenal no sabes si fuiste feliz o si tu vida valió la pena...


En la vida tienes dos opciones ser la versión falsa de ti, la que aprendiste o crees que eres que es "El deber ser" que tal vez es lo conocido, teniendo cada vez más bienes materiales pero siempre insatisfecho, que te hace sentir a salvo, en que tienes planeada toda tu vida y así estés casado o en pareja estás ausente porque vives para satisfacer a los demás, y es un estado en que te puedes quedar un día, meses o años pero siempre vas a sentir que te hace falta algo y que nada es suficiente.


O existe la otra versión de ti, "El ser" que es lo más autentico, en lo que no te tienes que esforzar, simplemente fluir, que tal vez requiere algo de riesgo porque implica conectarte contigo, con tu esencia, pensar en la unicidad, vivir el presente confiando en el futuro y planeando tu futuro desde lo que te hace ser feliz, que hace que tu cuerpo vibre, sientes que tu corazón late con fuerza, recordándote que estás vivo y que debes continuar aprendiendo y creciendo para cumplir tu misión ayudando a otros.


Para entender cual es tu propósito y esa gran misión debes unir los puntos en tu vida y tener fé, porque la fé es la que ayuda a ver desde los ojos del amor y para eso vas hacer el siguiente ejercicio:


Paso 1:

Vas a recordar cuando eras un niño qué querías ser de grande? si no lo recuerdas pregúntale a tus padres, y si tus padres no lo recuerdan trata de imaginarlo.


Paso 2:

Luego vas a recordar cuando eras un adolescente qué era lo que más disfrutabas hacer? para qué consideras que eras bueno o mejor que los demás?


Paso 3:

Ahora vas hacer un cronograma donde escribas desde tu primer trabajo así haya sido de 1 mes o un corto tiempo hasta hoy y al frente de cada trabajo vas a escribir en lo que fuiste bueno o en lo que te destacaste y no necesariamente debe ser los roles del cargo puede ser por ser un buen amigo, por ser amoroso, por ser cercano, etc llenando una descripción para cada experiencia hasta que llegues al día de hoy.


Paso 4:

En ese cronograma del tiempo vas a escribir lo que haces hoy y en qué te destacas o consideras que eres mejor que los demás, cual es la percepción que tienen las personas que trabajan contigo de ti no el rol de tu trabajo, ni tus funciones sino como persona y vas a describir cuales son tus fortalezas o debilidades. (Si quieres hacer el ejercicio más profundo pídele a un compañero de trabajo que no tenga mucho contacto contigo ni que sea tu amigo que te describa cuales son tus fortalezas o debilidades desde su punto de vista).


Paso 5:

Vas a pintar en ese cronograma una línea que represente tu último día de vida y pensando en ese último día vas a escribir qué huella quisieras dejar para tu familia, amigos, personas conocidas y para el planeta y trata de imaginarlo no desde la mente sino desde tu corazón, puedes ponerte las manos en el corazón e imaginar.


Paso 6:

Vas a buscar un espejo y mirándote en el espejo te vas a preguntar por tu nombre, hacer éste ejercicio 21 días:

(xxxxx tú nombre) cual es tu propósito de vida

(xxxxx tú nombre) eres feliz? haces feliz a otros?

(xxxxx tú nombre) desde los ojos de la fé creyendo en que todo es posible, estás siendo coherente o estás en el camino de tu propósito?


Paso 7:

Vas a cerrar los ojos y si hay algo que tengas que hacer para encontrar o cumplir tu propósito lo vas hacer, recuerda que para Dios, no existe el tiempo, ni el espacio, no hay límites, eres el único que los pone y si quieres dejar una huella, si quieres ser recordado por los demás por la persona que eres hazlo ya, porque mañana puede ser demasiado tarde...



Nunca es tarde para volver a empezar, volver a construir tu historia, para reinventarte desde realmente quien eres..



Si quieres conocer mi historia y saber cómo morí pero volví a nacer cuando encontré mi propósito te invito a entrar a la página web:

www.angelesbylauraespinosa.com y si quieres mandarme tus comentarios escríbeme a sanacioncontusangeles@gmail.com o para escuchar las meditaciones entra a youtube: Angeles by Laura Espinosa


Te mando un abrazo de luz, millones de bendiciones y que los angelitos y Dios te de la fuerza para tomar decisiones y vivir una vida con consciencia siendo feliz!!


Laura Espinosa

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon