No lastimes a quien alguna vez te quiso!


Las relaciones son un tema apasionante, complejo y profundo y son más que indispensables en el proceso de evolución del ser humano y su crecimiento espiritual.


Vemos grandes líderes que han sufrido y tenido relaciones de pareja tóxicas y complejas como Wayne Dyer, Louise Hay, Doreen Virtue y Heather Ash Amara entre otros a los cuales tuve el placer de conocer por lo cual entendí que sus historias en las relaciones de pareja no han sido del todo exitosas.


Y la pregunta sería si son o fueron, porque Louise Hay y Wayne Dyer ya fallecieron, grandes líderes mundiales espirituales porqué sus relaciones de pareja no funcionaron o porqué fracasaron en el amor? No debería ser más fácil las relaciones cuando te vuelves más espiritual o consciente?


Y la respuesta es NO!!!


Al contrario si eres más consciente sabes bien lo que quieres y vas trabajando en conocerte cada vez más entendiendo lo que te gusta y lo que no te gusta y por lo anterior estás menos dispuesto a permanecer en un lugar donde sientas maltrato, tristeza o cualquier tipo de sufrimiento.


Y si te preguntas de donde viene el sufrimiento, no es exactamente de esa pareja o persona que fue la última en generarlo, ese dolor viene de una memoria seguramente de infancia que has venido alimentando a través de los años y es por eso que te consigues parejas o personas que te recuerden que no la has sanado.


Entonces cómo decía Wayne Dyer en su conferencia en Nueva York a la cual asistí en el año 2012, "tu pareja es tu gran maestro", él tuvo que casarse 3 veces y tener 8 hijos porque cada amante le mostró todos los aspectos de él como ser humano a trabajar y sanar y así mismo las necesitó a las 3 para aprender a conocerse, amar y ser amado.


Wayne Dyer decía lo siguiente:


"La energía de amor incondicional es el poder que está detrás de la creación. Guía todas nuestras leyes naturales. Podemos imaginar este amor como una vibración que transmite las formas de pensamiento a una expresión material. En su naturaleza más elevada, el amor es la fuerza que reconocemos como la voluntad de Dios. Es la alquimia que asumimos para encontrarle sentido a la forma en que se materializan las cosas desde el mundo del espíritu. Se trata de palabras muy importantes, y es esencial que las conozcas si quieres dejar de ser alguien que toma lo que la vida le presenta y participar en el acto de la creación junto con la energía universal del amor incondicional. Te sugiero que te embarques en el experimento de practicar únicamente el amor incondicional durante varios días, quizá incluso durante una semana. Conviértelo en tu actividad principal, pero prométete a ti mismo que sólo permitirás que de tu conciencia emanen pensamientos amorosos incondicionales. Proclama tu compromiso de vivir el amor incondicional durante el período de tiempo que hayas decidido. Durante ese período de tiempo niégate a abrigar pensamientos críticos o juicios. En los momentos de tranquilidad, piensa sólo en paz y amor. Piensa y actúa en todas tus relaciones exclusivamente de forma amorosa. Extiende los pensamientos y la energía amorosa cada vez que te encuentres con alguien o con algo. Conviértete en amor incondicional."


Y cuando entendemos el amor incondicional y no juzgamos nos damos cuenta que el amor no es condicionado, y que las personas llegan a nuestra vida a enseñarnos algo, qué cada relación dura lo que tiene que durar y que si una relación se acaba también es parte del amor incondicional.

Porque no significa que por amor debas aguantar ni luchar en lo que te hace daño porque ésta es una falsa creencia del amor, recuerda que el amor empieza por ti, y el darte tu lugar es amor propio.


En nuestra sociedad y especialmente en países latinos nos enseñan que estar en pareja es aguantar, luchar y quedarse callado para que no se termine lo que se ha construido.

Y en parte es cierto pues a la persona que escoges cómo compañero de vida debes cuidarla, respetarla, compartir, llegar acuerdos que beneficien a las dos partes, crecer y construir pero de una manera sana, en que los dos estén comprometidos y que estén dispuestos a ceder, porque una relación es de dos.


Una relación de pareja es la unión de dos o más personas para un acuerdo en común en que ambas partes asumen un compromiso.


Hay diferentes tipos de relaciones cómo románticas, sociales, sexuales, abiertas, etc pero todas tienen en común que las partes involucradas hacen unos acuerdos y el objetivo es lograr un bienestar.


Nadie empieza una relación pensando que va a lastimar a la otra pero desafortunadamente ésto puede pasar si no se establecen límites y si no se crea una comunicación clara y sincera donde cada miembro comparta sus planes, sus expectativas de la relación y lo que está dispuesto a dar y a recibir.


Todos los seres humanos somos diferentes, venimos de familias diferentes, creencias, educación, costumbres y hasta núcleos distintos en que cada uno piensa y actúa según su origen, experiencias de vida y creencias que haya construido en el transcurso de su historia aprendidas o heredadas.


Debido a éstas creencias cada ser asume una realidad de lo que está bien o mal y así mismo vive en coherencia a lo que piensa creando su realidad.


Es imposible que dos personas piensen exactamente igual, no hay forma y cuando empiezas una relación se encuentran dos mundos, complejos, con sus creencias, con sus miedos y sus egos pero si desde el principio se escoge mal o se eligen las personas desde la falta de consciencia ésta relación no va a funcionar.


En las películas de Disney y en las novelas el amor lo puede todo, de amor se vive y el amor trae bendiciones, en el mundo real así no funciona.


Para que una relación de pareja funcione o prospere debe haber atracción, disposición, sincronicidad, amor, comunicación, negociación, compromiso y planes de vida similares.


Así que si por cosas de la vida tu relación de pareja no funcionó y tuvieron que tomar la decisión de terminarla hoy te voy a compartir unas reglas indispensables para valorar lo que vivieron juntos, honrar a esa persona que si la escogiste cómo pareja es porque tiene muchas cosas positivas y no caer en el peor error de las separaciones, divorcios o terminaciones de las relaciones que es la guerra de los egos para ver quien lastima más al otro.


Las reglas son las siguientes:


Regla del respeto:

El respeto no sólo se expresa por actitudes sino también por el poder de la palabra. Tú ex pareja es un reflejo de ti así que si hablas mal de tu pareja y te quejas con los conocidos o amigos estás hablando mal de ti, porque recuerda si compartiste tiempo con esa persona es porque algo tiene igual que tú.

Si quieres desahogarte busca un psicólogo o terapeuta que pueda asesorarte y darte un consejo objetivo.


Regla de los lugares que frecuentaban juntos:

Si ustedes como pareja frecuentaban algunos lugares cuando terminaste una relación debes empezar a cambiar rutinas, busca otros lugares que sean de tu agrado pero trata de evitar éstos sitios o por lo menos mientras que pasas la tusa para que no revivas todos los recuerdos y sientas tristeza.


Regla de los amigos:

Generalmente cuando has pasado un gran tiempo en pareja, los amigos se convierten en los amigos de los dos, así que éste es un gran problema, porque si quieres cuidarte y no hacerte daño debes evitar tener encuentros poco agradables saliendo con el mismo grupo de amigos que sale tu ex.

Te recomiendo llamar o buscar antiguos amigos o amigas para buscarte nuevos grupos y así evitar malos ratos.


Regla de amigos con derechos:

Pues NO!!!, donde hubo fuego cenizas quedan, si cuando terminaron se siguen hablando todos los días, contándose todo, saliendo juntos y compartiendo juntos definitivamente debes revisar qué está pasando porque estar en el plan de amigos con derechos se presta para muchas mal interpretaciones y seguro alguno va a salir muy herido así que piénsalo bien!!


Regla del stalker:

Hoy en día con tantas redes sociales es muy fácil vigilar o espiar en redes sociales o hasta en las aplicaciones del celular a tu ex y seguramente cuando lo busques vas a encontrar algo que no te va a gustar, así que no lo busques!! ignora si hizo, no hizo, salió o no salió, si él ya no está en tu vida déjalo ir y busca tu paz interior.


Regla de la paz interior: Trata de reemplazar los tiempos que compartían juntos por algún hobby o actividad que disfrutas y por estar en pareja no tenías tiempo para hacerla. Ejemplo: gimnasio, baile, pintura, arte, moda, etc.

Piensa que debes conectarte con tu paz interior y aprovechar éste tiempo para crecer espiritualmente cuidándote más y poniéndote más bonita y atractiva.


Regla del control: Por favor no lo busques, si ya terminaron y sabes que la relación por x o y motivos no funciona o no te hace feliz suelta, así cómo la otra persona merece ser feliz tú también así que déjalo ir y no mendigues amor.


Sé que terminar una relación no es fácil, ningún duelo es sencillo pero si sigues las reglas mencionadas puedes estar más tranquila y vivir el duelo desde el crecimiento espiritual y tu paz interior.


Te mando un abrazo de luz y bendiciones y ese dolor que sientes pasará así que vive tu duelo dignamente!!