Cerrando el Año 2018, dualidad y profundidad emocional, abriendo el Año 2019, creatividad, imaginaci


La numerología es la ciencia que estudia la vibración de los números y se dice que procede de las enseñanzas y cálculos matemáticos realizados por el filósofo y matemático Pitágoras.

Las vibraciones son formas de energía y se utilizan para entender y analizar los ciclos de vida tanto del colectivo como de forma individual con los seres humanos.



Cada año tiene una vibración al igual que cada persona tiene una propia, distinta y única frecuencia que marca inicios o finales de ciclos representando los principios universales de alineación y evolución.



Pitágoras decía que en la vida tenemos ciclos de 9 años en los que los primeros números son principios y los últimos finales.


El año 2018 al sumarse (2+0+1+8) éste es un año 11 que sustituye al que debería ser un año 2. Ésto quiere decir que según el colectivo en el año 2018 estamos en una vibración maestra 11 que fue desde el 1 de enero y va hasta el 31 de diciembre 2018.


La vibración 11 es de mucha dualidad, seguramente experimentaste amor u odio, matrimonio o divorcio, abundancia o escases, amigos o soledad y así cómo llegaron bendiciones también sentiste momentos de mucha incertidumbre en que no sabías ni donde estabas parado.

Fue un año profundamente emocional en que conociste tus límites, recordaste miedos que ni eras consciente que tenías, descubriste dones y talentos que ni sabías que tenias o los habías olvidado, ya que la finalidad de éste número maestro era crecer espiritualmente y comenzar un proceso muy profundo de transformación y evolución.


Si fuiste consciente e hiciste tu proceso desde el amor te debiste dar cuenta que todo lo que pasó y de la manera que sucedió fue perfecto, entendiste que tú manifiestas tu realidad y que si vibras desde el miedo bloqueas, limitas y atraes sufrimiento, pero que si vives desde el amor y el merecimiento manifiestas unión, abundancia, sanación y felicidad.


El año 2019 al sumarse (2+0+1+9) es un año 3.

Ésto quiere decir que el año 2019 es el año de la creatividad, la imaginación y la expresión. Es el año del placer y de la expansión lo cual significa que según el colectivo empiezas un ciclo 3 de 9 donde podrás analizar si lo que sembraste en año 1 y 2 te va a dar la cosecha que deseas.

Es un año de evaluación ya que si el resultado no ha sido satisfactorio o de tu total agrado debes replantear tus objetivos y revisar qué debes cambiar o modificar en tu mundo interior para llegar a manifestar desde la abundancia tu mundo exterior.



Todo lo que sucede a tu alrededor es tu mundo exterior y es una consecuencia de tus pensamientos, emociones y actos que representan tu mundo interior.



Si quieres cambiar algo afuera debes empezar revisando cual es la realidad que estás creando desde tu mundo interior, ya que tus pensamientos generan creencias, tus creencias generan acciones, tus acciones generan hábitos y tus hábitos generan resultados que crean tu mundo exterior.



Cada año es un ciclo que representa una puerta y así cómo empiezas y la abres también termina y debes cerrar entendiendo tus aprendizajes para continuar transcendiendo y evolucionando.



Para éste proceso son buenos los rituales ya que son simbólicos para darle una orden a tu cerebro que quieres un cambio según lo que deseas.


El ritual que te recomiendo para cerrar el año es:



RITUAL CIERRE DE AÑO:


Necesitas:


Dos hojas de papel

Una vela morada

Una vela azul

12 uvas

1 copa de champaña


Paso 1:

Vas a prender la vela morada y vas a llamar la presencia del Arcángel Zadquiel, que es el arcángel de la transmutación y la evolución.


Paso 2:

Vas a cerrar los ojos, empieza a respirar profundamente y vas a pensar en el año 2018 y en todos los momentos, situaciones o sucesos que generaron un desbalance o sufrimiento en ti.


Paso 3: Abres los ojos escribes en la hoja 1 lo siguiente: "Arcángel Zadquiel te amo y bendigo tu labor para la humanidad, agradezco desde tu rayo violeta me ayudes a transmutar y elevar mis vibraciones, librarme del odio, la rabia, el miedo, la tristeza o cualquier emoción que esté en des-balance, ayúdame a perdonar y perdonarme y así mismo empezar a manifestar el amor y la unión universal".


Abajo del párrafo escribes todas las situaciones que quieres dejar ir o soltar escribiendo suelto, libero, dejo ir y sano xxxxx.


Terminas agradeciendo a Dios y a los angelitos con hecho está, hecho está y hecho está.


Y con la llama de la vela quemas la hoja y botas las cenizas por la ventana, el balcón o por el inodoro y apagas la vela.


Paso 4:

Prendes la vela azul que representa la energía del año 3 y la fuerza de la creatividad.


Paso 5:

En la hoja 2 haces un decreto que resume todo lo que quieres recibir desde lo general en el año 2019 eje: "Padre celestial y misericordioso o Dios o Fuente divina o Gran Espíritu agradezco por el año 2019 en que me abro amar, ser amado, dar y recibir, disfrutar y compartir mi vida en las vibraciones más altas del amor y desde el merecimiento recibo todos los regalos de abundancia, prosperidad, riqueza, salud física y mental , bienestar, paz interior y equilibrio que tengas para mi.


Luego escribes todo lo que deseas específico, deben ser 12 deseos (los deseos deben incluir pequeños, medianos y grandes en el corto, mediano y largo plazo) describiendo cada uno de los aspectos que pusiste en el decreto en momento presente, desde el agradecimiento, describiendo el bienestar que deseas y en positivo cómo si ya fuera un hecho. Eje: "Gracias por mi trabajo que disfruto y amo, en que recibo un salario justo, ayudo a muchas personas y aprendo a diario".


Terminas haciendo una oración a los angelitos pidiéndoles que te muestren el camino, que te acerquen a las personas correctas y que te den todos los recursos o herramientas para que se cumplan todos tus deseos en ese nuevo año.


La hoja la guardas y la debes tener lista el 31 de diciembre.


El 31 de diciembre a las 12 am la vuelves a leer y por cada deseo te comes una uva diciendo hecho está gracias Dios lo acepto, lo merezco y lo recibo.


Cuando terminas de leerlo y comerte las uvas, lees la oración a los angelitos y agradeciendo por el nuevo año les pides acompañarte a diario y guiarte en el camino y cómo una celebración te tomas la copa de champaña diciendo gracias, gracias y gracias!!


La hoja la vas a guardar en tu billetera y a medida que tus deseos se van cumpliendo vas tachando lo que se da ojalá con un resaltador o color fuerte que te genere emoción.


Es muy importante poner viajes, cosas pequeñas que deseas, cosas tangibles, no tangibles, grandes pequeñas para que puedas motivarte.


Ésta hoja se debe quemar el 21 de diciembre del año 2019 en el Solsticio de Invierno.


Esperamos que te sirvan todos los consejos para cerrar año, te deseamos un hermoso cierre del 2018, recuerda que todas las situaciones y momentos difíciles traen un aprendizaje así hoy no lo entiendas, cierra puertas, cierra ciclos y prepárate para empezar uno nuevo y abrir una nueva puerta!!



Te mando un abrazo grande y millones de bendiciones,



FELIZ AÑO!!


Laura Espinosa


www.angelesbylauraespinosa.com

Facebook: Ángeles by Laura Espinosa

Instagram: Ángeles by Laura Espinosa

Youtube: Ángeles by Laura Espinosa






  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon
  • 124034

Síguenos

Gmail: sanacioncontusangeles@gmail.com

Celular: (+57) 3214793795

Calle 74 # 15- 80, interior 2 consultorio 416

Bogotá- Colombia

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • YouTube - White Circle

​© 2017 by Lauraespinosa. Creado por Checa Design