Crees en la vida después de la MUERTE? Hay un lugar donde nos volveremos a encontrar bajo las estrel


Te presento a mi papá, el es Pedro Espinosa, mi héroe, que siempre estará presente en vida y con quien nos volveremos a encontrar en la vida eterna.


Debes saber que si existe el cielo y que hay un lugar más allá del cielo y de la tierra donde todas las almas se reúnen, bajo las estrellas.


El 26 de febrero falleció y a pesar que fue la tristeza más grande que he sentido en mi vida, fue el momento donde comprobé el poder de Dios y entendí que si existe vida más allá de la muerte y por eso hoy quiero que leas mi testimonio, ya que por alguna razón lo debes conocer.


Mi padre tuvo cáncer y luchó contra ésta enfermedad durante 15 años, dando una batalla que todos sabíamos que no podía ganar.


Su cáncer comenzó por la próstata y en esos momentos yo tenía tan sólo 25 años, vivía en Boston y todavía no tenia consciencia de la vida.


Comencé a estudiar sobre la enfermedad, me dediqué a certificarme y a tomar cursos de sanación a través de la medicina alternativa y pude darme cuenta que la meditación, los cristales, los ángeles y la espiritualidad lo ayudaron a estar en paz interior y aceptar la enfermedad, retrasando lo que todos temíamos, que era su muerte.


Mi papá fue un guerrero, dió la batalla hasta que ya no pudo más y éste año su viaje en éste plano terrenal terminó.

Los que lo conocieron saben que dedicó su vida a servir y ayudar a los demás y su legado nunca morirá, ya que cada persona que ayudó lo recordará por siempre.


Hoy quiero contarte que además de agradecerle a mi papá por mi vida y por enseñarme tantas cosas, quiero ser un testimonio del poder de Dios y lo que hizo el Padre por mi familia, que vale la pena contarlo.


El 2 de enero del 2020 volvimos de México con mi familia a Bogotá, ya que estábamos de vacaciones y el 3 de enero se enfermó y terminamos en urgencias.

El cancer de mi padre para ese momento ya era tan avanzado, que los médicos no sabían bien que procedimiento hacerle, así que lo internaron unos días y cómo familia lo estuvimos acompañando.


Le iban hacer un procedimiento, una cirugía, y comencé a orarle a Dios que porfavor lo cuidara y que fuera su voluntad lo que tuviera que pasar.

De repente a mi oído una voz, externa a mí, me dice: "Todavía no es su momento".

Yo, un poco sorprendida, le conté a mi madre lo que había sucedido, y ella me preguntó que cómo era esa voz, yo le dije que aspera y seca, e inmediatamente ella me dijo: "Es Mario, su padre".


Esa noche mi madre tomó el celular de mi padre y de repente salió en la pantalla una foto de mi abuelo Mario, por lo anterior ella quedó muy sorprendida.


Luego el 15 de febrero, a las 5 am me desperté y empecé a sentir que debía abrir un cajón de la casa de mis padres, donde había un mueble antiguo lleno de cosas.

Me acerqué al mueble y al verlo encontré fotos de todos los familiares tanto de mi madre y padre, que ya trascendieron, y me llegó el mensaje que los seres queridos ya habían llegado por mi papá y que lo estaban esperando.


Le conté a mi madre sobre el mensaje que recibí y tanto ella cómo mi hermano me contaron que se habían despertado todos a las 5 am y que habían sentido algo raro.


El 20 de febrero saliendo del apartamento de mis padres, siento una voz exterior que me dice: "Dios tiene un mensaje para tu padre, xxxxxxx" e inmediatamente escucho unas alas a mi oído.

En ese momento decido volver al apartamento de mis padres y llega una señora a darle la comunión a mi padre, al verme me dice: "Dios tiene un mensaje para tu padre, xxxxxxx" (y le dice el mismo mensaje que yo me imaginé o sentí)


El día anterior a su muerte, el 25 de febrero, una médica en la clínica, nos dice que mi papá podía estar 1 mes hospitalizado en sufrimiento y que lo único que podíamos hacer era orarle a Dios.


Ese día nos unimos con mi tío Mauricio y decidimos pedirle a Dios que mandara a sus ángeles guardianes y si era su voluntad a sus padres para que lo ayudaran a trascender, vinieran a recogerlo y así quitarle todo el sufrimiento.

Nos cojimos de las manos con varios familiares con toda la fé a orar por mi padre.


ESA NOCHE DIOS SE LO LLEVÓ!!


Hoy mi padre está en el cielo y se ha estado comunicando de diferentes maneras, haciéndonos sentir que está con nosotros, cuidándonos por siempre!


Quería compartirte mi historia ya que con todo éste proceso tan doloroso, entendí que si existe la vida más allá de la muerte y que existe la vida eterna.


No estamos solos y el día que nuestra alma cumpla con su propósito, nos vendrán a recoger nuestros ángeles guardianes y hasta los guías que ya trascendieron.


Y tú, has tenido alguna experiencia con el más allá? te ha pasado?

Me encantaría conocer tu historia y tu testimonio!


Un abrazo grande y bendiciones!


Laura Espinosa